Un buen día me dije, ¿y porqué no? y aquí estoy….